Catarsis

Depósito sin combustible. Estación Catarsis: Pónganse cómodos, protéjanse de la fría y rutinaria realidad y sean cibertransportados a un subespacio donde reinan el blanco y el negro. Espero pasen una agradable estancia entre humo, acordes, reminiscencias, quimeras... y les animo participen de ella hasta que con algo de suerte puedan llegar a su destino o den con una estación más confortable.

7.3.06

"The Asphalt Jungle" (1950) John Huston



Quería alejarme del rumbo que ha ido tomando este blog últimamente, que más parecía una revista para adolescentes quejicas y autómatas. No caeré en lo fácil de echarle el muerto a una posesión demoníaca o algo por el estilo. No, no, era servidora quien hablaba (bueno, quien le daba torpemente a las teclas) y es ahora la misma que se disculpa.
Y qué mejor manera para hacer de mis palabras hechos que con esta obra maestra del igualmente maestro, John Huston.



Poco puedo añadir a lo que se ha dicho ya de este film, desde luego nada que se le acerque a su calificativo. No hace más de cuatro días que conseguí verla finalmente (no sé cómo he sobrevivido hasta entonces en la urbe, no culparía a nadie de asesinato si me hubiesen dado muerte, más bien le daría un honorífico a esa persona por su contribución social).
Y me permito este post porque aún no le he dado al "stop" en mi cabeza, como si se tratara del juke box que con su repertorio musical consigue hacer bailar los ojos y la ilusión de Doc Erwin Riedenschneider, a la par que se convierte en su propio verdugo.

Creo que se ha afincado ahí intemporalmente, cada fotograma, la maravillosa dirección de un Huston pletórico; quizá me entendiesen diciendo sólamente de "un Huston", aunque he de decir que me falta el 90.0156% (se pueden fiar, estas máquinas nunca mienten) de su filmografía.



Como les decía, una dirección maravillosa, unas interpretaciones que se salen de la propia pantalla, brillantes, más que eso. A resaltar por mi parte a un Sterling Hayden en su sobrecogedor papel, me ha encandilado. Y cómo pasar por alto la aparición de la señorita Monroe en escena... perfecta representante del lema "lo bueno si breve, dos veces bueno". Pero suelo ser del o todo o nada, así que no se piensen que por nombrarles a ellos dos dejo de lado al elenco de actores y actrices partícipes de esa orgía cinematográfica. ¡Dios o Satanás, quede a su elección, os libre de ello!. La línea interpretativa, repito repito, es ROTUNDA.

Y es que uno no es persona hasta haber visto esta película (si algún fantasmilla me está leyendo desde el ordenador de sus atolondradas víctimas a escondidas, ya sabe). Así que no pretendo convertir este post en una reseña puesto que, la verdad siempre al frente, no sabría cómo abarcarlo. Demasiado enorme. Inmensurable. Se me acaban los recursos, no se me ocurren más adjetivos. Ya les decía, no se puede calificar, HAY QUE VERLA.


Apuesto a que se cuentan por menos aún que la "calidad" (¿pero qué estoy diciendo?) que no se encuentra en el reggaeton las personas que no han visionado aún esta obra imprescindible del séptimo arte. Si alguno de ustedes se encuentra entre ellos, por favor, que no tarde tanto como servidora en hacerse con ella. Deje de gastar el tiempo leyendo estas desquiciadas líneas y baje al videoclub más cercano ¡YA!

5 Comments:

At 08 marzo, 2006 23:58, Blogger Wu Ming said...

Ciertamente, una obra maestra del genero negro. La planificación, la fotografía, los ambientes, los personajes y sus circunstancias, el atraco...

Por cierto, "The Killing" de Kubrick siempre me pareció que se inspiraba en esta gran obra.

Además, aparte del fatalismo propio del noir, el final del personaje de Hayden es muy poético.

 
At 09 marzo, 2006 15:46, Blogger Dr. Strangelove said...

mentenferma espero que pusieras incienso y velas ante la pantalla para contemplar semejante obra cinematográfica. Para no perder el buen sabor te recomiendo que continues que más sesiones del mejor cine negro. A ser posible de la misma época y anterior.
Discrepo de wu ming, puesto que casi todos los escritores de novela negra de la época sacaron historias similares, que después en el cine tienen su correspondiente similitud (lionel white escribió la novela en la que se basó the killing y w.r. burnett esta en concreto).

Un abrazo mentenferma. Me alegra verte más positiva.

 
At 10 marzo, 2006 15:05, Blogger Mentenferma said...

Wu Ming, el personaje de Hayden, su historia, su final... como ya dije, me ha encandilado.

Doctor, incienso, velas... ahora está en un merecido puesto en mi altar particular. Recojo su recomendación y procuraré repetir una sesión tan memorable como la de "The Asphalt Jungle".

Un saludo y gracias a ambos por pasarse por aquí.

 
At 12 marzo, 2006 15:20, Blogger Alvy Singer said...

Esta película apesta a noir. Es noir clásico. Es una gozada, inalcanzable. Sterling Hayden siempre ha sido ese rol de serie B, relegado , pero siempre hecho para el noir. Tiene el rostro esculpido para el cine negro.

Y si quiere repetir sesion tan memorable como The Asphalt Jungle, no lo tiene tan díficil. Pruebe con "Laura" o "Retorno al pasado" a ver que ocurre. O el mismo Killing de Kubrick.

¡Un saludo!

 
At 13 marzo, 2006 15:21, Blogger Mentenferma said...

Genial recomendación. Perfecta excusa para visionarlas.

Un saludo.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home