Catarsis

Depósito sin combustible. Estación Catarsis: Pónganse cómodos, protéjanse de la fría y rutinaria realidad y sean cibertransportados a un subespacio donde reinan el blanco y el negro. Espero pasen una agradable estancia entre humo, acordes, reminiscencias, quimeras... y les animo participen de ella hasta que con algo de suerte puedan llegar a su destino o den con una estación más confortable.

27.3.06



I'm running towards nothing.
Again and again and again and again...

22.3.06

"Yo quería una misión...


... y Alvy me encomendó una" (vaya, quería poner aquí el link del post del remitente pero no encuentro un link).
Bueno, el caso es que ha vuelto a llegar una tímida misiva al destartalado buzón de Catarsis. Se trata de los ya tan conocidos "Memes" que tan familiares se han vuelto en la blogosfera.
Si el anterior iba de cinco en cinco ahora toca de cuatro en cuatro.
No me sean tan amables de hacerme completar la colección hasta un "de uno en uno", ¿eh?

Con esto rompo el silencio y la inactividad del blog y lanzo también mis disculpas por mantenerlo tan abandonado y por no haber podido pasarme por sus microespacios cibernáuticos estos días. En cuanto pueda me pongo al día, que espero que sea este fin de semana a más tardar.

Cuatro trabajos que he tenido:



Ya les desvelaba unos cuantos en la anterior cadena... pero ustedes, Alvy, así lo ha querido:

1. Reponía (aún a veces lo hago) las lunas de los cables nerviosos; cambiando las tomas de contacto por hilos impermeables. Y fabricar mis sueños artificiales.
2. Pienso, invento, dibujo, esperanza, "crash", papel roto. Pienso, invento, dibujo, esperanza, "crash", papel roto. Pienso, invento, dibujo, esperanza, "crash", papel roto. Piens...
3. Me encargaba cada noche de la puesta a punto para la actuación de una Isabella Rossellini y un "Blue Velvet" sobrecogedor y enternecido por su mágica presencia.
Los focos azules iluminando y exaltándola, sonido, inventario de bebidas... Pero imagínense qué poco que tenía que hacer yo; Dorothy era la reina y salía solo.
4. Frecuento la bolera (¿Oye qué? Es un trabajo, si no pregúntenle a "El Nota")

Cuatro libros que he disfrutado recientemente:



La palabra reciente se me queda muy grande... He de confesar que hace tiempo que no saboreo el olor y la magia que se esconde en un libro. Diré entonces los cuatro que tengo en los primeros puestos de mi lista esperando a ser leídos:

1. "La Trilogía De Nueva York" de Paul Auster
2. "Memorias del subsuelo" de Dostoievski
3. "Demonología" de Rick Moody
4. "Mindundi" de Sergi Puertas

Cuatro lugares en los que he vivido:

Por más que me esfuerze en recordar sólo me llegan flashes confusos en esta misma estación. Siempre en esta misma estación. Y de momento aquí permanezco frente a mi voluntad...

Cuatro sitios que visito diariamente:

Por la red, vuestros blogs, aquellos que se encuentran en la derecha (lo de estos últimos días no lo tengan en cuenta...)
Con eso hago ya más de cuatro (y os ahorráis así un impulso nervioso que acabo de reprimir, que te recordaba)

Cuatro discos que he disfrutado recientemente:



Como últimamente no me he agenciado nuevos trabajos, pondré los que he disfrutado más recientemente, ya que no especifica si se trata de los que han sido comprados o los que han sonado recientemente en mis oídos.

1. "Closing Time" Tom Waits (¿Y cuándo ha dejado de sonar?...)
2. "XO" Elliott Smith
3. "Madvillainy" Madvillain
4. La banda sonora de Mulholland Drive

Cuatro personajes que odio irracionalmente:

"Odio" es una palabra que intento eliminar. Si he de odiar a alguien que sea a mí misma.

Cuatro bloggers a los que le paso el tulipán:

Pues diré lo mismo que la última vez. Cualquier que se anime puede recoger el testigo que me encantará conocerle un poco más.

Colorín colorado este meme se ha acabado. Tarde y mal, como siempre. Pero espero haber cumplido.

13.3.06

11.03.06



Dosis de realidad, RAP, poesía retumbando entre bombos y cajas.
Nada que reprochar, todo lo contrario, necesitaba un momento como ése...


[Nach]

El tiempo escapa
¿de qué sirven tantos relojes de plata cuando un alma de hojalata nos delata?
¿de qué sirve tanta pasta si el orgullo se malgasta?
Conclusión nefasta, la presión aplasta
Hasta devastar la suerte
Nuestra mente sigue inerte porque nada nos divierte.
No aceptamos que la muerte forme parte de la vida,
No vivimos el momento ni curamos las heridas
Que abre nuestro sufrimiento.
Amores por capricho, y odios de entretenimiento
Sin que importe que el de enfrente yazca muerto
O que el legado dejado nos sea incierto
Afrontamos los problemas inundando nuestras venas
Con venenos que condenan al cerebro sin medida,
todo es mentira
Tragamos rabia contenida para ir a la oficina cada día
El tiempo escapa y el despertador obliga
Enterrando nuestros sueños como un “gravedigaz”
Que alguien me diga
¿qué educación tienen los niños con guiños de dictadura?
¿de qué libertad se habla si la verdad se censura?
¿qué solución se ofrece si el mundo amanece a oscuras?
Confusión en masa, a duras penas y otros mes que pasa
Así volvemos al inicio, encerrándonos en casa

Días como parpadeos
Noches que nos tienen reos
En deseos bajo la luz de la luna
Aprendiendo a competir desde una cuna
Enseñando a conseguir fama y fortuna
La existencia es tan fugaz
Y la violencia tan voraz que nos atrapa
Piénsalo, el tiempo escapa.

[Estribillo/Payo Malo/Nach/Aniki]

El tiempo escapa
Vivimos pensando en mañana
Creemos que quien más tiene
Más vale, más gana
Prisión urbana,
Sueños de riqueza y fama,
Que se rompen convirtiéndose en lamento y drama.

[Payo Malo]

El tiempo escapa, trepa, trapa,
El mundo es un trapo.
Boca sin grapas no le tapa esparadrapo.
Capo en mi, quepo en ti
Estoy en ti, nunca mentí
Escapo con mi bloc y mi boli Bic
Voy sin VIP y en ti entro, no miento,
Estás perdiendo el tiempo pensando en tus lamentos
Andas tan lento, mueres por dentro
Sueñas tan alto que, al caer, no cagas dentro
Entro y al viento, templos de naipes tambalean
Hoy no hay marea.
Cuando salga el sol, pedalea. Pelea ¿quién no marea la perdiz?
Para ser feliz no aprendas del aprendiz
De lo que ví, aprendo
Sufriendo sigo estando,
Molestando voy creciendo
Creyendo poder parar el tiempo
El tiempo se escapa, rápido, corriendo.

[Aniki]

Escúchalo,
es el susurro del viento abrasador que hace mella en ti.
Distínguelo, este es tu contorno, no vivirá por ti.
Cada suspiro es una lágrima en la laguna del recuerdo,
Todo ha pasado ya.
Aprovecha el tiempo y verás que...

[Estribillo]

El tiempo escapa
Vivimos pensando en mañana
Creemos que quien más tiene
Más vale, más gana
Prisión urbana,
Sueños de riqueza y fama,
Que se rompen convirtiéndose en lamento y drama.

7.3.06

"The Asphalt Jungle" (1950) John Huston



Quería alejarme del rumbo que ha ido tomando este blog últimamente, que más parecía una revista para adolescentes quejicas y autómatas. No caeré en lo fácil de echarle el muerto a una posesión demoníaca o algo por el estilo. No, no, era servidora quien hablaba (bueno, quien le daba torpemente a las teclas) y es ahora la misma que se disculpa.
Y qué mejor manera para hacer de mis palabras hechos que con esta obra maestra del igualmente maestro, John Huston.



Poco puedo añadir a lo que se ha dicho ya de este film, desde luego nada que se le acerque a su calificativo. No hace más de cuatro días que conseguí verla finalmente (no sé cómo he sobrevivido hasta entonces en la urbe, no culparía a nadie de asesinato si me hubiesen dado muerte, más bien le daría un honorífico a esa persona por su contribución social).
Y me permito este post porque aún no le he dado al "stop" en mi cabeza, como si se tratara del juke box que con su repertorio musical consigue hacer bailar los ojos y la ilusión de Doc Erwin Riedenschneider, a la par que se convierte en su propio verdugo.

Creo que se ha afincado ahí intemporalmente, cada fotograma, la maravillosa dirección de un Huston pletórico; quizá me entendiesen diciendo sólamente de "un Huston", aunque he de decir que me falta el 90.0156% (se pueden fiar, estas máquinas nunca mienten) de su filmografía.



Como les decía, una dirección maravillosa, unas interpretaciones que se salen de la propia pantalla, brillantes, más que eso. A resaltar por mi parte a un Sterling Hayden en su sobrecogedor papel, me ha encandilado. Y cómo pasar por alto la aparición de la señorita Monroe en escena... perfecta representante del lema "lo bueno si breve, dos veces bueno". Pero suelo ser del o todo o nada, así que no se piensen que por nombrarles a ellos dos dejo de lado al elenco de actores y actrices partícipes de esa orgía cinematográfica. ¡Dios o Satanás, quede a su elección, os libre de ello!. La línea interpretativa, repito repito, es ROTUNDA.

Y es que uno no es persona hasta haber visto esta película (si algún fantasmilla me está leyendo desde el ordenador de sus atolondradas víctimas a escondidas, ya sabe). Así que no pretendo convertir este post en una reseña puesto que, la verdad siempre al frente, no sabría cómo abarcarlo. Demasiado enorme. Inmensurable. Se me acaban los recursos, no se me ocurren más adjetivos. Ya les decía, no se puede calificar, HAY QUE VERLA.


Apuesto a que se cuentan por menos aún que la "calidad" (¿pero qué estoy diciendo?) que no se encuentra en el reggaeton las personas que no han visionado aún esta obra imprescindible del séptimo arte. Si alguno de ustedes se encuentra entre ellos, por favor, que no tarde tanto como servidora en hacerse con ella. Deje de gastar el tiempo leyendo estas desquiciadas líneas y baje al videoclub más cercano ¡YA!

5.3.06





Powered by Castpost

No sé qué ocurre en los restos de cerebro troceado que se amontonan en mi cráneo. No me entiendo así que tampoco debería sorprenderme que el mundo sea una sopa de letras en polaco.
Tampoco sé por qué les estoy contando esto a ustedes, no tienen por qué aguantar los estúpidos lamentos de servidora, pero me temo que no tengo nada interesante que contar, prueba de ello es el silencioso goteo de bodrio-posts de los últimos días, meses.

Estoy esperando sentada en el tren, viendo cómo poco a poco va bajando la gente del vagón, abrazada a sus seres queridos; sonrisas, llantos, gritos, besos... el sonido de la vida, rebota en mis tímpanos y lo rechaza. Les duele.

Grito al maquinista que es mi estación pero no me oye. Debe ser que estoy muerta. A lo mejor viva y ellos descansando en su merecida paz. Me comunico con el botón rojo, la máquina virtual que me ha invitado sin permiso a formar con ella una simbiosis perfecta. Sueños artificiales que se rompen y reinventan en un click, frágiles como el cable por el circulan.
Riego el débil recuerdo y estalla en chispas, cortocircuito.

Me apeo cubierta en mi castigada capa de antiheroína, de capa caída espero cada día a la suerte que una vez me conoció por equivocación; confundió mis escamas con el reflejo de un sable encerrado en un frasco con cristales irrompibles y se estrelló en un mar de desolación que rozó y convirtió en lava esperanzada.
Pero llegó el invierno, ahora siempre es invierno...

Mierda, es la felicidad tras el escaparate de una tienda que sólo acepta una sonrisa pre-pago, hoy me he demostrado que es infranqueable, todo lo que deseé y tendré jamás se esconde en aquel instante en que la suerte rozó por error mis heridas y me mostró tu mirada.

1.3.06

Febrero en una palabra...

a u s e n c i a
Febrero se ha marchado a pasos agigantados... como si temiera envejecer antes de tiempo y ahogarse en un gran charco de barro, lluvia, flores marchitas y sombras alargadas, como si soportara todo el peso del mundo, el grotesco paisaje tras el telón de terciopelo.
Quizá fuese tu más que nunca sentida ausencia, el desconsolado caminar por calles aún por asfaltar, la retahíla de sueños convertidos en pesadillas...
Tráeme en el viento su susurro, largo invierno...
Fotografía: Ralph Gibson