Catarsis

Depósito sin combustible. Estación Catarsis: Pónganse cómodos, protéjanse de la fría y rutinaria realidad y sean cibertransportados a un subespacio donde reinan el blanco y el negro. Espero pasen una agradable estancia entre humo, acordes, reminiscencias, quimeras... y les animo participen de ella hasta que con algo de suerte puedan llegar a su destino o den con una estación más confortable.

27.2.06

Parada: De 5 en 5 y tiro porque...



... así me lo recetó el Dr. Strangelove en una de mis visitas a su gabinete, al cual, sin ningún tipo de soborno por medio, os recomiendo encarecidamente que visitéis.
Y sin más innecesarios preámbulos, paso a cumplir con la prescripción médica y así dejar entrever, en un irresponsable ataque de automutilación, la irrelevante ¿persona? que se esconde tras éste identificativo pseudónimo. Sólamente un apunte, y es que el orden en que están las respuestas a cada apartado es totalmente aleatorio y que por supuesto éste post cambiaría cada segundo, pero hay que cumplir.


- Cinco lugares donde morir felizmente:




1. En un agujero del desierto por cortesía de un Joe Pesci insaciable, o en la trituradora de madera de Peter Stormare.
No, definitivamente no soy merecedora de una muerte de ese renombre.
2. En un concierto de The Doors, con ácido hasta conducir la serpiente.
3. En un bar a medio cerrar, las luces bajas, la música alta, la rota voz de Cohen, usted y yo bailando el "Dance Me To The End Of Love".
4. En el ring.
5. En el laberinto del Hotel Overlook.

- Cinco series de televisión:




1. "Twin Peaks"
2. "The Simpsons"
3. "C.S.I. Las Vegas"
4. "Colombo" (sí, sí, ¿qué pasa? Aún a riesgo de que no me vuelvan a leer con los mismos ojos...)
5. "Chicho Terremoto" (pura nostalgia...)


- Cinco películas inolvidables:



1. "Raging Bull"
2. "Blue Velvet"
3. "Taxi Driver"
4. "Pulp Fiction"
5. "Rumble Fish"

... Tarea imposible reducir una lista que se cuenta por cientos a cinco. Absurdo e injusto.


- Cinco libros imprescindibles:



1. "Johnny Cogió Su Fusil" Dalton Trumbo

2. "El Corazón De Las Tinieblas" Joseph Conrad
3. "La Naranja Mecánica" Anthony Burgess
4. "El Resplandor" Stephen King
5. "La Historia Interminable" Michael Ende

Me faltan...

- Cinco canciones inmortales:



1. "The Mercy Seat" Nick Cave & The Bad Seeds
2. "Everybody Knows" Leonard Cohen
3. "Ol' 55" Tom Waits
4. "The End" The Doors
5. "MIC Like A Memory" Cunninlynguists

... Me atengo a las reglas, que una vez no hará daño, pero dentro de un segundo diría otras cinco...

- Cinco trabajos interesantes:




1. Miembro de las Unidades de Blade Runners hasta que descubrí el unicornio de papel.
2. Servidora proporcionaba la pipa de la que salían "oes" gigantes imposibles, cocodrilos... que fumaba la oruga de "Alicia En El País De Las Maravillas".
3. Diseñadora del Korova Milk Bar.

4. Miembro de infantería con destino en la Guerra del Vietnam, me desvié hacia Camboya y me convertí en una acérrima combatiente en las tropas del grandioso capitán Kurtz.
5. Fui camarera en el Benny's.

Actualmente considerada inhabilitada laboralmente debido a mi enfermedad mental. A ver si consigue manejar mi parte médico y modifica esos datos Dr. Strangelove, a modo de reconocimiento por mi interés demostrado en ser insertada en sociedad.

- Cinco personas que deben continuar:



Nadie en particular.
Puede coger el relevo cualquiera que posea al menos uno de sus dos brazos (qué poca consideración la mía, dispénsenme los pulpos, en este caso, uno de los ocho).
Cualquiera de la lista de la derecha, aquellos a los que no deben dudar en visitar.
Si no pertenecen a esta selecta lista también pueden hacer lo que les salga de las cuencas de los ojos y seguir este destape cibernético si tienen tiempo, ganas y muy poca vergüenza de mostrar sus más ocultos y encantadores encantos a sus lectores.

20.2.06



Si consideramos lo que puede verse:
Motores que nos vuelven locos,
Amantes que acaban odiándose,
Ese pescado que en el mercado
Mira fijamente hacia atrás adentrándose
En nuestras mentes,
Flores podridas, moscas atrapadas en telarañas,
Motines, rugidos de leones enjaulados,
Payasos enamorados de billetes,
Naciones que transladan a la gente como peones de ajedrez,
Ladrones a la luz del día con maravillosas
Esposas y vinos por la noche,
Las cárceles atestadas,
El tópico de los parados,
Hierba moribunda, fuegos insignificantes,
Hombres suficientemente viejos como para amar la tumba.

Estas y otras cosas
Demuestran que la vida gira en torno a un eje podrido.
Pero nos han dejado un poco de música
Y un póster clavado en el rincón,
Un vaso de Whisky, una corbata azul,
Un delgado volumen de poemas de Rimbaud,
Un caballo que corre como si el diablo le estuviera
Retorciendo la cola
Sobre la hierba azul y el griterío
Y después, de nuevo, el amor
Como un coche que dobla la esquina,
Puntual,
La ciudad a la espera,
El vino y las flores,
El agua corriendo a través del lago,
Y verano e invierno y verano y verano
Y de nuevo invierno.



19.2.06



La persiana a medio cerrar deja pasar algún resquicio de luz. Salgo físicamente de mi habitual estado catatónico, de oníricos viajes alucinógenos acompañados de ecos del futuro.

Estoy muerta. Literalmente. La sangre corre por mis venas, es cierto, la sangre seca en mis muñecas lo demuestra, pero es un simple reflejo mecánico, como algunos animales que caminan segundos después de ser degollados. Yo camino sin alma, sin corazón, durante horas, años prolongados. Me tengo por un error de la naturaleza, infecta, una pieza mal hecha en la cadena de números, ¡Maldito desecho!
El castigo de un demonio que se cegó al mirar arriba, al soñar, al imaginarse contigo.

Parece que mis tripas no se acuerdan de ti, quieren seguir su patética rutina, hambrientas de provisional energía para volver a fabricar lágrimas, orina, bilis, saliva. No las culpo, yo también lucharía por salir de este pozo desolador sin fondo. Quizá sea momento ya. No he comido desde hace horas. Tal vez días, semanas. No es éso lo que echo en falta.

Maldita sea, necesito verte. No me ofrezcan más burdos sucedáneos, quimeras, vicios, estallidos de color ya olvidados. Pinto esbozos de tu cuerpo y sólo obtengo estos versos escabrosos. Me da miedo acostumbrarme al frío espacio cibernético, al sentimiento en un click, pues es tan frágil que en cualquier momento lo doy por perdido.
Si pudiera echar atrás el tiempo...
Todo perdido, todo perdido.

13.2.06

Por qué romper el silencio con mis torpes palabras... el ruido está dentro, un mecanismo en continuo funcionamiento...

... las cabezas agachadas, los ojos perdidos, mil historias perdidas en un vaso con hielo... Suena esa melodía. En el escenario los focos descubren su sombra, el sudor le resbala por el rostro. Dolor y desolación luchan por adoptar una forma humana.

Cesa el ruido en mi cabeza. Mi ángulo de visión se distorsiona... capto un primer plano de su rostro. Esa voz baila sobre el triste murmullo de un piano de fondo... es casi un lamento, un susurro por momentos, un sollozo.
Ne me quitte pas, Ne me quitte pas... que no me abandone nunca esa melodía, que no acabe nunca esa perfecta simbiosis entre placer, melancolía y nostalgia obsesiva.
Él tiene las palabras, e inaugura también las imágenes...

12.2.06

Yo me pido...



Me remonto a aquella sonrisa, el comienzo del escapismo, las lágrimas de muchos, el titubeo del niño.
Una mancha de helado gigante de chocolate y nata, los primeros rayos del Sol en una hoja de papel con témpera naranja y amarilla.
La sabiduría de la anciana, aprendo, olvido, olvido, silencio.
Una mente infantil, estancada, insegura, inquieta. Me disfrazo del paso del tiempo, recuerdo aquel juego que comenzaba "Yo me pido"...

... ser un perro-astronauta, una cuerda de guitarra desafinada, la escala musical, super heroína de alcantarillas compañera de una pantera domesticada llamada Xátyra, una tijera por la mitad, yo me pido ser un meteorito con fecha de caducidad, explotar y ser foco de oscuridad, yo me pido ser lo que tú más deseas, cualquiera menos yo, un saxofón gigante, una nota interminable, un semáforo en intermitente.
Yo me pido ser ácido, un sueño escabroso, Demiurgo atrapado en un agujero de gusano... yo me pido componer contigo el acorde de la nana que duerma el incesante tic-tac.

11.2.06

Sí, existo y "Muerte de un ciclista"



Aprovecho descaradamente el detalle de La 2 de rescatar esta noche, hacia las 02.45 AM aproximadamente, una de las consideradas obras cumbres de nuestro cine y que consiguió un gran reconocimiento, (Premio de la Crítica Internacional en el Festival de Cannes en el año de su estreno, 1955), "Muerte De Un Ciclista", dirigida por Juan Antonio Bardem, para hacer acto de presencia y romper un poco el silencio.

Aún existo, bueno, no estoy muy segura de ello, ahora que lo pienso quizás sólo sea un retazo que se haya conseguido abrir paso entre los montones de libros que me esperan de nuevo en cuanto le de a "Publicar entrada"...

Bueno, y como viene siendo habitual en este subblog (pese al agradecido pero claramente fallido intento de los de blogger de introducirlo en comunidad), servidora habla escasas veces con conocimiento de causa. Ésta no iba a ser menos; hasta esta noche a las 02.45h soy tan ignorante respecto a esta película como lo son los "desinformativos" que nos atacarán en escasos treinta minutos. Pero si es que me voy del tema, esto del estudio intensivo no puede ser bueno... bien lo evidencia mi momentánea (o no) pérdida de mi capacidad de relación social.

Ya saben, si alguno se encuentra en mi situación o simplemente quiere seguir mi consejo (que no sirva de precedente), ya les he avisado con antelación. Pasen una buena noche, los que puedan...

6.2.06



Carlito: Sorry boys, all the stitches in the world can't sew me together again. Lay down... lay down.
Gonna stretch me out in Fernandez funeral home on Hun and Ninth street. Always knew I'd make a stop there, but a lot later than a whole gang of people thought... Last of the Moh-Ricans... well maybe not the last.
Gail's gonna be a good mom... New improved Carlito Brigante... Hope she uses the money to get out. No room in this city for big hearts like hers... Sorry baby, I tried the best I could, honest...
Can't come with me on this trip, Loaf. Getting the shakes now, last call for drinks, bars closing down... Sun's out, where are we going for breakfast?
Don't wanna go far. Rough night, tired baby... Tired...

5.2.06




Jack Twist: The truth is... sometimes I miss you so much I can hardly stand it.

4.2.06



Jolene Jolene Jolene Jolene,
I'm begging of you, please don't take my man
Jolene Jolene Jolene Jolene,
please don't take him even though you can

your beauty is beyond compare
with flaming locks of auburn hair
with ivory skin
and eyes of emerald green

your smile is like a breath of spring
and your voice is soft like a summer rain
and I cannot compete with you Jolene
and he talks about you in his sleep
and there is nothing I can do to keep
from crying when he calls your name, Jolene

Jolene Jolene Jolene Jolene,
I'm begging of you please don't take my man
Jolene Jolene Jolene Jolene,
please don't take him even though you can

well I could easily understand
how you could easily take my man
but you don't know what he means to me Jolene
well you could have your choice of men
but I could never love again
he's the only one for me Jolene
and I had to have this talk with you
my happiness depends on you
and whatever you decide to do Jolene

Jolene Jolene Jolene Jolene,
I'm begging of you please don't take my man
Jolene Jolene Jolene Jolene,
please don't take him even though you can.

2.2.06

Sid Vicious (1957-1979)

"Mulholland Drive" (2001)


Anulen lo que tengan pensado hacer a las 22.30h (a no ser que fuese ésto), preparen unos pinchos, una buena tortilla o lo que más sea de su gusto y todo al "tapper", que no se me van a mover del sillón.

En La 2 y como viene siendo habitual las noches de los jueves, podremos disfrutar de una excelente película como es la que ilustra el post. El último filme de David Lynch que nos ha llegado desde el 2001, y personalmente decir que me pareció sublime. Por compleja, por hipnotizante, por onírica... Nadie debería perdérsela.

Ya saben, y ésta vez aviso con más antelación, vaya, con la misma que me acabo de enterar yo.

1.2.06

Enero en una palabra...



S o ñ a r

Extracto "Paris, Texas" II (II)



"Los conocía. A los dos. Estaban enamorados.

La chica era muy joven... tenía unos 17 o 18, creo. Él era bastante mayor. Era un poco salvaje y rebelde. Ella era muy guapa, ¿sabes? Juntos todo lo convertían en una especie de aventura. Incluso ir al supermercado se convertía en una aventura. Siempre se estaban riendo por tonterías. Le encantaba hacerla reír. Y no se preocupaban de lo demás, porque lo único que querían era estar juntos. Siempre estaban juntos. Eran muy felices. Él la amaba más de lo que nunca había creído posible.

(...)Él empezó a beber mucho. Y volvía tarde a casa para ponerla a prueba, para ver si se ponía celosa. Quería darle celos pero no se ponía celosa: sólo se preocupaba por él. Y eso aún le desesperaba más. Pensaba que si no tenía celos era porque no le importaba. Los celos eran una señal del amor que sentía por él.

Entonces, una noche le dijo que estaba embarazada. Estaba de 3 o 4 meses. Y él ni siquiera lo sabía. De repente, todo cambió. Dejó de beber y consiguió un trabajo fijo. Estaba convencido de que le amaba porque llevaba a su hijo. Él pensaba dedicarse a formar un hogar para ella. Pero empezó a ocurrir algo estraño. Ni siquiera lo notó al principio. Ella empezó a cambiar.

El día que nació el niño empezó a irritarle todo lo que la rodeaba. Se enfadaba por todo. Hasta el niño le parecía una injusticia. Él intentaba que las cosas estuvieran bien para ella. Le compraba cosas, salían a cenar una vez a la semana... Pero nada parecía satisfacerla. Durante dos años luchó para volver a estar unidos como al principio. Pero, finalmente, supo que nunca funcionaría, así que volvió a la bebida, pero esta vez en serio.

Ahora, cuando volvía tarde a casa, ella no estaba preocupada ni celosa. Sólo enfurecida. Le acusaba de tenerla atada, por haberle hecho un hijo. Le dijo que soñaba con escapar. Sólo soñaba una cosa, escapar. Se veía a sí misma corriendo desnuda por una carretera, atravesando campos y cauces de ríos. Siempre corriendo. Y siempre justo cuando estaba a punto de conseguirlo él aparecía allí. La atrapaba de algún modo. Aparecía para retenerla. Cuando le contó estos sueños, él los creyó. Supo que, o la retenía, o se iría para siempre. Así que le ató una campanilla al tobillo para poder oirla por la noche si se levantaba de la cama. Pero aprendió a silenciarla metiendo un calcetín. Consiguió escurrirse poco a poco de la cama y salir al exterior. Él la oyó, cuando el calcetín cayó, corriendo hacia la carretera. La cogió, la llevó a rastras a la caravana... y la ató a la cocina con su cinturón. La dejó allí, volvió a a la cama y se quedó tumbado escuchando sus gritos... y los gritos de su hijo. Se sorprendió porque ya no sentía nada. Todo lo que quería era dormir.

Por primera vez, deseaba estar lejos, perdido en un vasto país donde nadie le conociera. Un sitio sin gente ni calles. Soñó con ese lugar sin saber su nombre. Y cuando despertó, estaba ardiendo. Había llamas azules quemando las sábanas. Corrió atravesando las llamas hacia las únicas personas que amaba. Pero se habían ido. Sus brazos estaban ardiendo, se lanzó fuera... y rodó por el suelo mojado. Y echó a correr. Nunca miró atrás hacia el fuego. Sólo corrió. Corrió hasta que salió el sol. Y no pudo correr más. Cuando se puso el sol, corrió otra vez. Corrió así durante cinco días... hasta que todo signo humano desapareció."

Travis